¡¿Como encender una fogata en 8 pasos?!

¡¿Como encender una fogata en 8 pasos?!

Parte 1 de 2. Reúne lo que necesitas

1. Consigue una fuente de ignición. La opción más obvia es un encendedor o unos fósforos, pero si estás en un apuro, prueba alguna de estas ideas:

  • Enciende fuego con una lupa
  • Consigue un pedernal para encender fuego con magnesio
  • Utiliza Palos para hacer un arco y utilizar la fricción.

2. Reúne yesca. La yesca atrapa a la chispa inicial de la fuente de ignición y la traslada a la leña. Si la leña está húmeda o mojada, la yesca debe de ser lo suficientemente larga para secar la leña.

  • Puedes hacer yesca en polvo con los palos y los pedazos de corteza con un cuchillo.
  • Otras fuentes de yesca son:
    • plantas y hierbas secas y muertas
    • cera
    • pelusa
    • corteza de abedul
    • periódico
    • musgo
    • virutas de madera
    • papel
    • resina de pino
    • ajugas secas de los árboles de coníferas
    • palos de fuego
    • materiales que faciliten iniciar fuego

3. Reúne la leña. La leña necesita un radio grande de superficie/volumen (alrededor de 1/8" a 1/2" de diámetro) y necesita ser más gruesa que la yesca para que pueda prenderse fácilmente, producir un calor y un fuego concentrado y sostenido, y encender la principal fuente de combustible.[1]

  • Buenas fuentes: ramas secas y trozos de madera, cartón, pedazos grandes de madera cortados en pedazos pequeños y palos de pelusa (palos con virutas cortadas en ellos, pero todavía unidos).
  • Si necesitas separar pequeños trozos de madera en pedazos más pequeños para la leña, prueba estos métodos:

    • Sostén la madera que quieres cortar de manera paralela al hacha, con la parte superior tocando la navaja de esta. Ambas manos deben de estar cerca de la parte inferior de la agarradera del hacha; una sosteniendo el hacha y la otra sosteniendo el pedazo de madera. Con el trozo de madera tocando la navaja del hacha en el lugar en donde quieres cortarlo, mueva la madera y el hacha juntos para golpear el bloque de corte. Cuando el hacha corte la madera, dale un giro para terminar de separar la madera en dos pedazos.
    • Para cortar un pedazo pequeño de madera, sostenlo de manera vertical, ya sea poniéndolo en el piso o sosteniéndolo con tu pie. Agarra una piedra que sea un poco más grande que tu puño, golpea el extremo del palo de madera con la piedra hasta que hayas creado una ranura. Pela las capas con tus dedos para separar la madera en pedazos más pequeños.

4. Junta leña u otras fuentes de combustible voluminosos. Los combustibles buenos para un fuego sostenido son la madera seca que tenga un diámetro de 1" a 5" (2.5 cm a 12.5 cm), hierbas secas torcidas, turba, estiércol seco y carbón. Reúne más combustible del que crees que vas a necesitar, especialmente si vas a dormir a un lado de la fogata.

  • Puedes usar combustible verde o húmedo, pero sólo cuando el fuego ya esté bien establecido porque se quema más lentamente que el combustible seco.
  • Madera blanda/coníferas/árboles perennes tienen hojas con forma de agujas. Se queman muy rápido y muy caliente, y además contienen resinas inflamables las cuales alcanzan una mayor temperatura y ayudan a iniciar el fuego. Debido a esto, suelen ser usadas como leña, ya que son más fáciles de encender que las maderas duras. Vas a saber si estás usando madera con resina porque truena y hace ruidos cuando está quemándose.
  • La madera dura tiene hojas planas que no se encienden tan fácilmente como la madera blanda. Sin embargo, cuando lo hacen, se queman por un período de tiempo mayor y dan más calor. Puede ser necesario saber Cómo cortar pedazos de madera dura o cómo cortar madera retorcida.
  • También puedes hacer leña con periódicos.

Parte 2 de 2: Construir la fogata

1. Limpia un área circular de alrededor de 4 pies (1.2 m) de diámetro. Construye un anillo de piedras o cava un área para la fogata que tenga varias pulgadas de profundidad usando una pala o espátula. La construcción del anillo de piedras aísla el fuego. Construir una pared con leña o piedras hará que el calor de la fogata se refleje, especialmente si sólo estarás a un lado de la fogata (de lo contrario el calor se dirigiría hacia la otra dirección y se desperdiciaría).

  • Si el suelo está mojado o cubierto de nieve, construye una plataforma con leña verde y cúbrela con una capa de piedras o de tierra.

2. Apila la leña en tu anillo de fuego o en el área de la fogata. Quieres que tu leña esté lo suficientemente cerca para encenderse pero lo suficientemente espaciada para tener una buena circulación de aire.

  • Coloca tu yesca sobre la pila de la leña. Enciende el fuego con tu fuente de ignición y agrega gradualmente más leña.
  • Sopla un poco sobre la fogata para provocar calor e intensidad.

3. Agrega la leña, empezando por los pedazos más pequeños y después los más grandes. El arreglo que elijas determinará la longevidad del fuego, qué tan rápido se queme y cuánto tiempo durará la madera.

  • Construye un “tepee”. Arregla la yesca y algunos pedazos de leña en forma de cono, después préndeles fuego en el centro. La leña situada en la parte exterior se caerá hacia dentro y alimentará al fuego. Este es el arreglo más efectivo.
  • Como la llama está más caliente en la punta del fuego (en donde el oxígeno hace combustión para el fuego para crear dióxido de carbono) la parte superior del “tepee” es en donde estará el calor más intenso, así que si la madera está más gruesa de un lado, asegúrate de poner el lado más grueso en la parte superior del “tepee”.
  • Debido al arreglo del “tepee”, la madera mojada y verde se quemarán bien. Sin embargo, como el arreglo genera calor muy intenso, la madera se quemará muy rápido.Construye una cabaña de troncos. Apila capas en direcciones alternas para formar 4 paredes formando un cuadrado. Deja suficiente espacio para la estructura en el centro de tu “tepee” y asegúrate de que el aire pueda circular entre los troncos de las paredes de tu “cabaña”.
  • El efecto “chimenea” chupará el aire hacia la parte inferior y dejará que salga por la parte superior a través de una llama muy fuerte. Si parece ser que el fuego no está obteniendo suficiente oxígeno, cava pequeños hoyos debajo de las paredes para permitir una mejor circulación del aire o sóplale al fuego para alcanzar la temperatura óptima.
  • Este arreglo es mejor para cocinar comida porque la forma cuadrada crea un calor uniforme. Puedes colocar la comida sobre la pila de madera por un tiempo si estás usando pedazos de madera verde en la parte superior.
  • Construye una pirámide. Coloca 2 troncos o ramas pequeñas sobre el suelo de manera que estén paralelas la una de la otra. Después, pon una capa sólida de pequeños troncos o ramas en dirección perpendicular sobre ellos.
  • Construye un cobertizo. Clava un palo verde en el suelo formando un ángulo de 30 grados y con la punta en dirección del viento. Pon yesca debajo y recarga palos de leña contra el palo principal. Enciende la yesca y agrega más leña conforme sea necesario.
  • Cava una zanja transversal Cava en el suelo una cruz que tenga un diámetro de 12" (30 cm). Debe de tener 3" (7.5 cm) de profundidad, y coloca un gran fajo de yesca en el medio. Construye una pirámide con la leña sobre la yesca. La zanja permitirá que el aire fluya y alimente al fuego.
  • Haz una estrella. Con este arreglo, puedes empujar los troncos hacia dentro para aumentar el calor y sacarlos para reducir el calor. Este método es especialmente útil cuando estás intentando conservar el combustible.

4. ¡TERMINASTE!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados